Sin quitar hierro al asunto

Hoy vamos a hablar de la más común de las anemias, la anemia ferropénica, un trastorno que se produce cuando padecemos deficiencia de hierro, el cual es necesario para la formación de hemoglobina, y está a su vez, para formar glóbulos rojos.

Los glóbulos rojos, cargados de hemoglobina, se encargan de transportar el oxígeno captado por ella, en los pulmones, hacia los tejidos para su correcto funcionamiento.

¿Qué pasa cuando nos falta hierro?

Se produce ciertas alteraciones que cursan una sintomatología contraria al bienestar. Se parece fatiga, astenia, irritabilidad, sensación de falta de aire, mareos, náuseas y dolor de cabeza.

Cuando se dan estos síntomas acompañados de signos como taquicardia y palidez, entre otros, el facultativo, con un análisis de sangre, podrá confirmar la anemia.

El hierro en la dieta como medida preventiva y paliativa

Tanto si queremos evitar sufrir anemia como si tenemos la mala suerte de padecerla, necesitamos incorporar buena cantidad de hierro en nuestra dieta con alimentos que lo contengan, como también, buenas cantidades de ácido ascórbico, vulgarmente llamado vitamina C, el cual es necesario para que el cuerpo aproveche el hierro.

Alimentos ricos en hierro y diferencias entre vegetal y animal

Tanto en alimentos de procedencia vegetal como en alimentos de procedencia animal encontramos hierro, pero son hierros diferentes…

El hierro de los vegetales es un hierro de peor calidad, hierro no hemo, por lo que se puede absorber el 25% de lo ingerido (una cuarta parte), mientras que del hierro de la carne y el pescado, el hierro hemo, procedente de un ser vivo sanguíneo, se aprovecha el 75% del consumido.

Los alimentos ricos en hierro no hemo son: los frutos secos, las verduras de hoja verde oscura, las legumbres, semillas como el sésamo y la chía y los cereales integrales.

Los alimentos ricos en hierro hemo: carnes rojas, hígado, morcilla y mariscos.

Alimentos que interfieren en la absorción del hierro

Hay ciertos alimentos cotidianos que molestan a nuestro organismo e inhiben o empeoran la absorción del hierro de la dieta.

La cafeína del café o del té es un claro ejemplo de sustancia que interfiere inhibiendo la absorción. También consumir leche y altas cantidades de fibra retrasan la absorción.

Aliado del hierro

Como hemos comentado con anterioridad, la vitamina C (ácido ascórbico) es necesario en el proceso de asimilación del hierro, por lo que consumir frutas críticas, tomate, pimiento rojo, coles de Bruselas y brócoli, ayudará a que el cuerpo utilice el hierro de la dieta, por lo que podríamos incluir estos citados alimentos en nuestro menú, junto a alimentos ricos en hierro, creando una sinergia ideal.

El perejil es un buen sazonador de carnes rojas, dado que tiene vitamina C… además da alegría a nuestros platos. Os animamos a usarlo.

Si vuestro médico os ha recetado pastillas de hierro, seguramente os habrá recomendado tomarlas con un vaso de zumo de naranja, en vez de con agua, ahora ya entendéis el motivo…7

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 22 de enero de 2019

NUTRICIÓN: Las deficiencias en hierro.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…