Retención de líquidos

Si has experimentado un cambio repentino de peso, tras un periodo de estabilidad, y tu alimentación, sin entrar en si es correcta o no, apenas a variado, puede que el motivo por el cual no te entra el pantalón es por una retención de líquidos.

¿Por qué se produce?

Puede darse debido a diferentes factores, como los cambios de temperatura o desajustes hormonales.

¿Cómo puedo evitar la retención de líquidos?

Existen una serie de consejos dietéticos que no solo sirven como método preventivo, sino que también, actúan como manera de eliminar líquidos.

A continuación, explicamos alguno de ellos:

No abusar de la sal, un exceso de sodio favorece la retención de líquidos, usar especias naturales en sustitución. Nada de salsas comerciales, están hasta arriba de sal.

Incluir en tu dieta más frutas, verduras, cereales integrales y frutos secos (baja cantidad). Esta favorecerá el correcto equilibrio sodio-potasio, mejorando la regulación homeostática.

Una alimentación baja en proteínas puede producir carencia de proteínas plasmáticas, que predispone a padecer edemas en piernas y tobillos sobre todo.

Curiosidad: existe una caso extremo de este fenómeno que se denomina la enfermedad de kwashiorkor, vulgarmente denominada enfermedad del primogénito. Se observan muchos casos en el continente africano, en situaciones de hambruna, a los niños desnutridos se les hincha el abdomen por tener una dieta basada en cereales con un aporte insuficiente de proteínas, lo cual causa el edema por desajustes en la presión osmótica. Se da en casos en los que una familia tiene un segundo hijo, el primogénito es desprovisto de leche materna para poder alimentar al neonato, ya que no hay suficiente para los dos. El hijo mayor pierde así el principal sustento proteico.

Hacer ejercicio no es un consejo dietético, pero ayuda a la regulación de nuestros líquidos corporales. La intensidad necesaria para hacerte sudar.

Bebé agua. Al menos 2 litros diarios. Renueva tu composición hídrica. No pienses que por beber agua estás aportando más líquidos que pueden ser retenidos.

Evita las grasas saturadas. Empeora la circulación de nutrientes a las células, así como la peor oxigenación de los tejidos.

PÓDCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 5 de noviembre de 2019

NUTRICIÓN: La retención de líquidos.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…