Alergia a la primavera

La primavera la sangre altera.

Con la llegada de esta estación del año los seres vivos despiertan de la hibernación, tanto en sentido figurado como en algún caso literal.

Llega el buen tiempo o se empieza a vislumbrar algo de él, el reino vegetal renace, plantas rebrotan y vistosamente florecen.

Ante esta ultima situación, el ser humano se empieza a ver afectado por el cambio en su ecosistema, una de las primeras agresiones de la transformación de nuestro entorno es la reaparición de las alergias.

Alimentación para las alergias

En principio pensareis que la nutrición poco o nada tiene que ver con ellas… por eso he aquí este tema que puede sorprenderos.

Queremos que disfrutéis de la primavera, por lo que os contaremos como la alimentación puede ayudar a paliar la sintomatología, así como prevenir reacciones alérgicas.

Cuando una persona sufre alergia, el médico le receta antihistamínicos para los síntomas.

Nosotros mismos podemos influir en la liberación de histamina de nuestro cuerpo adaptando nuestra alimentación, porque ya os adelantamos que determinados alimentos la promueven.

Adaptar la dieta a la situación

Lo primero es evitar alimentos que contengan polen y grasas hidrogenadas (ya de por si malas) y lo segundo reducir la ingesta de proteínas.

El cuerpo necesita aminoácidos (proteínas) para producir inmunoglobulina de tipo E, responsable de las alergias y la respuesta inflamatoria. Determinadas vitaminas y sustancias tienen cierto carácter antiinflamatorio como coadyuvante a la terapia.

Las pautas a tener en consideración son:

  • Reducir la ingesta de proteínas por su efecto pro inflamatorio.
  • Tomar alimentos ricos en vitaminas A por su efecto antioxidante protector de las mucosas y antiinflamatorio. Presente en zanahoria, espinacas, ciruelas, melocotón, coles,…
  • Tomar alimentos ricos en vitamina B, sobretodo B5 ó acido pantoténico, por su efecto favorecedor de la producción de cortisol por las glándulas suprarrenales, lo que reduce la congestión. Presente en cereales y legumbres.
  • Tomar alimentos ricos en vitamina C. Produce un efecto antihistamínico debido a que entorpece la fijación de la histamina por reducción de los puentes disulfuro de las cadenas moleculares de inmunoglobulinas. Presente en cítricos, brócoli, soja fresca, berros, perejil…
  • Tomar alimentos ricos en vitamina E. Previene la síntesis de sustancias inflamatorias. Presente en aceite de oliva, lechuga, nueces,…
  • Consumir alimentos ricos en omega 3. Actúa sobre el metabolismo de las prostaglandinas, modulando el sistema inmunitaria para disminuir la respuesta alérgica. Presente en pescado azul, algas y nueces.
  • Tomar alimentos ricos en zinc y magnesio. El zinc es considerado de elevada importancia en el correcto funcionamiento del sistema inmune. El magnesio relaja la musculatura bronquial lisa que se contrae en los procesos asmáticos. Presente el zinc en borrajas, patatas, higos, espárragos, berenjenas. Presente el magnesio en semillas de girasol (pipas), almendras y avellanas.
  • Aumentar la ingesta de agua. Estar bien hidratados nos ayuda a eliminar toxinas resultantes de metabolizar los alérgenos.

Un refuerzo a la dieta

En caso de querer reforzar el aporte de las vitaminas y oligoelementos antes citados, un complemento multivitamínico  es una solución, que aunque menos aconsejada y natural, puede ayudar en épocas de crisis.

No se debe contemplar como una alternativa, la propia palabra lo dice, es un “complemento” ó “suplemento”, no un sustituto.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 27 de marzo de 2018

NUTRICIÓN: Alimentos para combatir las alergias.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…