Remedios para el exceso de gases

Tener gases es algo muy común que se tiene que afrontar con naturalidad. Todo el mundo ha tenido y sentido la imperiosa necesidad de expulsar los gases retenidos.

Socialmente está mal visto evacuar los gases en público por motivos de bienestar  y educación, por lo que se torna muy molesto para la persona que los padece en exceso.

Tener gases no es padecer gases, más bien significa un correcto funcionamiento del organismo e indica una buena salud intestinal, ya que la flora bacteriana saprofita los genera cuando recibe alimento y está saludable.

En el reiterado exceso reside el problema, lo que indica que algo no va bien. Comienzan a aparecer síntomas de hinchazón y presión con dolor abdominal.

Eliminar los gases por completo es imposible e innecesario.

Alimentos a evitar para no padecer exceso de gases

Comidas fuertes y muy copiosas dificultan la digestión y la enlentece.

Evitar los alimentos fritos, rebozados y los guisos muy grasientos.

No usar la técnica culinaria de la fritura.

Evitar las legumbres por contener oligosacaridos que llegan sin digestión completa al colon (verbascosa, rafinosa y estaquiosa).

Evitar las verduras flatulentas: alcachofas y todas las variedades de coles. Algunas personas menos tolerantes también deberían de evitar el ajo y la cebolla (aliáceas).

El café, el té y las bebidas con gas irritan la mucosa intestinal y producen gases.

Las bebidas alcohólicas pueden generar exceso de gases ya que algunas bacterias pueden realizar fermentación alcohólica que desprende gas en el proceso.

Edulcorantes de carga artificiales: el xilitol, manitol y sorbitol son polialcoholes que aumentan la cantidad de gas.

Como eliminar o mitigar el exceso de gases

Cocinar muy bien el arroz y la pasta, evitar el arroz “suelto” y la pasta “al dente”.

Evitar el exceso de especias porque dificulta la digestión.

Consumir un yogur de postre después de las comidas.

Consumir las legumbres sin piel. Pasar las legumbres por un pasa-pure o un tamiz ayuda a eliminar la piel.

Comer la fruta pelada, para evitar así la ceramida y otros componentes fibrosos resistentes (pectina, almidón resistente, celulosas y hemicelulosas).

Es muy recomendable la piña y la papaya por contener enzimas digestivas que facilitan el trabajo en nuestro tracto intestinal. La piña tiene bromelina y la papaya papaína y sus derivados, ambas enzimas proteolíticas, que se asemejan a la pepsina que segrega nuestro estómago.

Consumir alimentos integrales y ricos en fibra con moderación, para no sobrealimentar a la flora intestinal y no favorecer un sobrecrecimiento (algo poco común).

Los hábitos también juegan un papel importante

Debemos de acostumbrarnos a comer despacio y masticando bien, no hablar mientras masticamos para no tragar aire. Un ambiente de tensión y estrés durante las tomas empeoran la situación. Si notamos aire después de comer, nos apartamos a un lugar en soledad, un cuarto de baño, para forzar eructar para expulsar el aire.

Procurar no comer más de la cuenta, alejarse de las comidas copiosas controlando el tamaño de las raciones.

Acuda a su médico

Si las molestias persisten durante mucho tiempo es importante descartar que se padezca una intolerancia alimentaria o sobrecrecimiento bacteriano. La intolerancia a la lactosa, al gluten a la fructosa y a los edulcorantes artificiales, tienen como uno de sus síntomas comunes el exceso de gases.

PÓDCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 19 de febrero de 2019

NUTRICIÓN: Como evitar los gases.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…