Preparar el cuerpo para las navidades

 

Llegan fechas de reencuentros familiares, compromisos, cenas de trabajo… y con ellos los excesos.

Durante la época estival navideña, se consumen grandes cantidades de alimentos con alto contenido en azucares y grasas saturadas. Además, estas celebraciones suelen ir acompañadas de cantidades abundantes de alcohol.

En resumen, las calorías se disparan, lo que se traduce en la ganancia indeseable de kilos de más.

A continuación, podéis encontrar una serie de consejos de cómo preparar nuestro cuerpo para hacer frente, de la mejor manera posible, a los copiosos banquetes que se avecinan.

Hidratación abundante

Consumir los 2l de agua diarios recomendados es siempre importante para nuestro cuerpo, pero aun lo es más cuando se va a consumir grandes cantidades de carne y pescado que aumentan los niveles de acido úrico, de esta manera eliminamos el exceso mediante la orina.

Prevenimos la deshidratación producida por sustancias que inhiben la hormona antidiurética, como el alcohol o el café.

Beber un vaso de agua antes de comer ayuda a saciarnos y es una buena forma de comer menos.

Preparar sopas y cremas, beber cerveza sin alcohol y consumir frutas acuosas nos ayuda a hidratarnos de manera indirecta.

Disminución del sodio

Las comidas copiosas y saladas afectan de manera negativa a los riñones, deteriorándolos.

Hay que limitar la sal de mesa, evitar los alimentos congelados, los quesos y embutidos curados y los alimentos precocinados.

Disminución de las grasas saturadas

Debemos reducir su ingesta.

El hígado y la vesícula biliar trabajan mucho en navidades, ellos se encargan de absorber y metabolizar las grasas saturadas, en el caso del hígado también el alcohol…

Es aconsejable eliminar la grasa visible de los productos de origen animal y las mantequillas.

Evitar la bollería, que ademas aporta azucares a nuestro cuerpo.

Evitar el colesterol

Amentar el consumo de verduras y frutos secos en detrimento  de carne grasa. El colesterol está presente en platos típicos navideños, desde el cordero hasta los langostinos.

Las verduras y los frutos secos nos proveen de fibra dietética que evita la reabsorción de colesterol, junto al aporte de fitoesteroles que no dejan que el colesterol de la dieta se absorba.

Las legumbres y los cereales integrales aportan fibra extra.

Evitar enfermedades propias de la época invernal

Para evitar que un constipado nos fastidie estas felices fechas, un buen aporte de vitaminas y minerales mantendrá nuestro sistema inmunitario.

Muy importante cumplir las recomendaciones de ingesta, 5 raciones de frutas y verduras diarias es la clave para cumplirlas.

Si ya estamos un poco “enfriados” la vitamina C disminuye las molestias/sintomatología en un 25%, lo que hará que nos encontremos mejor.

El mineral Zinc es muy importante para mantener en buen funcionamiento nuestro sistema inmunitario, podemos ayarlo en los frutos secos, cereales integrales y legumbres.

Alargar las sesiones deportivas

Tanto si es ejercicio aeróbico como si es ejercicio anaeróbico aumentara nuestro gasto calórico, pero el ejercicio anaeróbico cuando produce aumento de nuestra masa muscular implica que el metabolismo basal aumente, quemaremos más con la misma actividad diaria.

Un correcto descanso

Dormir al menos 8h es lo ideal, las cuales 4 de ellas han de ser de manera profunda. Muy importante para la regeneración celular y por tanto el correcto funcionamiento de todas nuestras funciones vitales.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 22 de noviembre de 2016

NUTRICIÓN: Preparar el cuerpo para la Navidad

LUIS GARCÍA RIOJA