Brunch

Historia del Brunch

El brunch es una toma que se da entre el desayuno y la comida. Es un acrónimo anglosajón que nace del juego de palabras que resulta de unir “breakfast” con “lunch”, desayuno y comida respectivamente.

En España se castellaniza como almuerzayuno y se sitúa entre el desayuno y el almuerzo, dado a que es la primera toma del día y se realiza en la franja del medio día.

Es una práctica que se relega a los domingos y festivos, cuando la persona se levanta tarde y su primera ingesta de alimentos se retrasa más de lo acostumbrado.

El brunch nace a finales del siglo XIX, cuando una revista satírica inglesa acuñó el término.

Los domingos las familias de la clase alta británica daban día libre a sus sirvientes, estos preparaban una serie de alimentos a modo de bufet autoservicio para que cuando se levantasen pudieran saciar su hambre sin notar la ausencia de sus empleados del hogar.

El brunch es una práctica recurrente en la gran mayoría de hoteles con desayuno bufet.

En España, los fines de semana libres, gran cantidad de la población práctica esta actividad sin saberlo. Nos gusta dormir…

Muchos locales gastronómicos usan el término como movimiento para atraer clientela los fines de semana, como variante al vermú, con la diferencia de ser una toma más copiosa.

Alimentos típicos del brunch

Huevos, salchichas, tocino, jamón, fruta, bollos…

Se consideran preparaciones típicas a las tortitas, gofres y huevos Benedict.

También es usual servir carne ahumada o asada, carne de ave, salmón ahumado… en forma de canapés.

Alguna crema o sopa de verduras en épocas de frío.

Dentro de la cultura mediterránea y la alimentación equilibrada

El brunch supone una toma de capricho, para días festivos. Por la naturaleza de su historia, por lo copioso de la toma y por los alimentos presentes, se consideran de consumo ocasional. Encontramos exceso de grasa saturada y azúcar la mayoría de las veces.

Entrando en el aspecto dietético, supone saltarse una toma recomendada, por lo que si lo tomamos como costumbre diaria, esta práctica enlentecerá el metabolismo.

Después del brunch recomendamos evitar el sedentarismo y realizar una actividad física.

PÓDCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 10 de diciembre de 2019

NUTRICIÓN: El brunch.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…