Las especias y las hierbas aromáticas

 

Las hierbas aromáticas y las especias siempre han sido el secreto mejor guardado de muchas recetas, con ellas conseguimos dar a nuestras preparaciones culinarias el toque especial que nuestros alimentos necesitan, pero también tienen otra función que es más importante que el placer de un sabor agradable. Las especias nos proporcionan salud.

Una manera muy sencilla de hacer que un plato sea más apetecible en cuestiones de sabor es adicionarle sal, todos lo hemos hecho, pero no es la correcta. Hortalizas y condimentos como el ajo, la cebolla, el vinagre o el limón, además de dar sabores agradables a nuestros platos, son buenos sustitutos de la sal, permitiendo mantener el consumo diario de sal en los valores adecuados (6-7 gramos).

Estos condimentos también nos ayudan a controlar las calorías de nuestras salsas y aliños. Para su elaboración de forma saludable, deberemos usar estos tipos de ingredientes: verduras, frutas, caldos, aceite virgen extra aromatizado, hierbas aromáticas, especias y lácteos desnatados.

A continuación, os mostramos una serie de pautas para que podáis aplicar estos ingredientes en vuestras salsas y aliños.

Es muy importante saber adaptar nuestras recetas mediante el cambio de los ingredientes iniciales por los ingredientes aconsejados anteriormente, por ejemplo, cambiar la salsa roquefort por una salsa de queso desnatado, cambiamos un queso por otro mucho menos graso.

Utilizar aceites de tipo vegetal también nos ayuda a no acumular grasas saturadas, siempre controlando la cantidad y la calidad, aceite de oliva preferiblemente.

Usar especias y hierbas aromáticas proporciona a las salsas un buen juego de sabores en detrimento de la adición de más cantidad de aceite o grasas (mantequillas), ya que no se necesita de ellos para su cocinado.

Las verduras, frutas y caldos, debido a que tienen contenidos altos en agua en su composición, nos proporcionan durante su cocinado más condimento (más cantidad de líquido) en el que el aceite está presente en dosis bajas, empapando más superficie de alimento sin apenas aumentar las calorías.

Estos sencillos y fáciles consejos no solo mejoraran tu salud y estética, sino que son también una manera de innovar en la cocina y regalar nuevos y variados sabores a nuestro paladar.

tabla-nutricion