Hidratación atractiva

No sólo de agua se hidrata el ser humano…

Se acercan los días de mayor insolación, las temperaturas empiezan a ascender sin pausa, ya hemos pasado el “40 de mayo” y se nota…

Especial foco en los líquidos

Todo el mundo debe de prestar más atención a la hidratación durante el verano, en especial aquellas personas que por sus condiciones fisiológicas (edad, enfermedad) requieren de un control más exhaustivo de su composición corporal acuosa.

Población de riesgo

Las personas ancianas corren un riesgo mayor a deshidratarse.

En determinado etapa de la vida anciana, el cerebro pierde la capacidad de avisarnos de que nuestro balance hídrico no está bien, los centros de la sed ya no se estimulan como hacían antaño, las “ganas de beber” se difuminan, por lo que estás personas requieren de una pauta que evite una situación de peligro para la salud, porque a veces no son conscientes del peligro.

Según el caso, necesitan de la supervisión de otra persona.

Con los niños pasa algo parecido, pero restando la gravedad de la disminución del agua total corporal y la pérdida de la sensación de la sed.

La inapetencia no solo en la gente mayor…

Se ha observado que muchas personas pierden el interés por el agua, es algo común y preocupante, recurren a otros líquidos para calmar su sed, esto conlleva varios hábitos negativos:

El primero, exceso de azúcares cuando se acude a zumos, bebidas carbonatadas y refrescos sin gas.

El segundo: exceso de bebida con edulcorantes artificiales (evitación del azucar) con el consiguiente impacto en la salud molecular y la carcinogénesis.

En ambos casos promueven la adquisición de diabetes mellitus tipo 2 por sobreestimulación de las glándulas beta pancreáticas que producen insulina.

La receta ideal para que todos beban agua

La mejor manera de hacer al agua más atractiva es la limonada casera, receta baja en calorías, azucares y edulcorante.

Un poco de limón natural exprimido, una buena cantidad de agua fresca y un ligero toque de edulcorante, recomendamos el eritritol o los glucósidos de esteviol (se elimina prácticamente en su totalidad y genera muy poca subida del índice glucemico).

Ejemplo ideal:

-1 litro de agua fría

– 2 limones pequeños exprimidos y colados (sin pulpa)

– Edulcorante al gusto. Añadir de manera paulatina, introduzco un poco de edulcorante, agito la mezcla, pruebo un sorbo. Si esta acido, añadimos un poco mas de agua fresca y un poco mas de edulcorante, este ultimo si no se ha adquirido el dulzor deseado. Ante todo evitar saturar la sensación dulzona, denota exceso de edulcorante (perdida de salubridad).

Podemos añadir hielo picado para darle un toque granizado veraniego.

El aporte de vitamina C del limón nos aporta antioxidante extra, protección, para combatir la exposición solar (radicales libres de la radiación ultravioleta).

Consejos de prevención

Para evitar situaciones de desequilibrio, tener agua siempre a mano, beber sin tener sed, la sed ya es un síntoma de deshidratación, el comienzo del problema, no llegar a esta situación denota un buen hábito de hidratación, si lo consigues, misión cumplida.

Síntomas de deshidratación

Las siguientes señales son indicios de deshidratación:

Sequedad en boca, labios y piel.

Sensación de agotamiento y falta de ánimo

Dolor de cabeza.

Pérdida de rendimiento físico y mental, sensación de lentitud.

Si observamos alguno de estos síntomas en nuestros mayores y niños, ofrecer agua y promover su ingesta de manera reiterada.

PÓDCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del marte 11 de junio de 2019

NUTRICIÓN: La hidratación.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…