La avena

Introducción

La avena es un cereal que con el paso de los años se ha ido introduciendo en la dieta mediterránea. En sus inicios se consideraba como mala hierba y se utilizaba como comida para el ganado.

La bebida de avena se puso de moda, muchas personas la mal denominan leche de avena, término que solo se puede aplicar al producto liquido resultante de la extracción de las glándulas mamarias de un mamífero.

En la comunidad vegana, este tipo de bebidas vegetales adquirió mucha popularidad como sustituto de la leche, pero no desde la perspectiva nutricional, ya que poco o nada tienen que ver con ella en ese aspecto, hablamos de un intercambio a la hora de integrarlos en el mismo contexto culinario (acompañamiento del café, el té,…)

Valor nutricional

La avena es rica en proteínas de alto valor biológico, es decir, que contiene buena cantidad de aminoácidos esenciales.

Es el cereal con mayor cantidad de grasa vegetal en su composición, la mayor parte de ella no saturada y en torno al 40% es acido linoleico (omega 6).

Contiene hidratos de carbono complejos de fácil absorción, sin apenas azúcar y buena cantidad de fibra para mejorar el tracto intestinal y proporcionar sensación de saciedad. Presenta beta glucanos, una sustancia con efecto activador de la respuesta inmunitaria, poder cicatrizante, previene infecciones, ayuda a normalizar los niveles de colesterol LDL elevados y coadyuvante en tratamiento de cáncer.

Tiene vitaminas del grupo B: B1 ó tiamina, B2 ó riboflavina, B3 ó niacina y B6 ó piridoxina, además de vitamina E.

Composición por cada 100g: 350-400 Kcal en total. Hidratos de carbono 60%, proteínas 14%, grasas 8% y fibra 10%.

Posible intolerancia a la avena

La avena no contiene gluten como tal en forma de gliadina, proteína causante del problema, presente en cereales como el trigo y la cebada, sino que contiene aveninas. Recientemente se ha demostrado su presencia y la vinculación de esta sustancia al trastorno celiaco, ya que es capaz de producir una reacción de similares características en algunos individuos que la padecen.

Siempre se ha dicho que la avena pura no contiene gluten, pero que en algunos productos comerciales puede haber presencia de alérgenos por contaminación con otros cereales.

Algunas variedades presentan menor grado de toxicidad, los niveles de aveninas son bajos ó muy bajos, considerándose como variedades “sin gluten” ó mejor dicho… aptas para celiacos.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 31 de octubre de 2017

NUTRICIÓN: La avena

LUIS GARCÍA RIOJA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…