El aceite de oliva

El olivo y sus frutos han ocupado un lugar relevante en antiguas civilizaciones, junto con el de sésamo, es el aceite alimenticio más antiguo del mundo. En la biblia pueden encontrarse hasta 200 referencias al olivo o a su aceite.

Tiene su origen en zonas del Mediterráneo, España es tierra de olivos, es el país con mayor producción a nivel mundial.

De las olivas se extrae el aceite de oliva, también denominado “oro líquido” de manera popular, debido a sus características organolépticas y su composición de sustancias saludables.

Como curiosidad, este aceite fue muy denostado en los años sesenta tras la proliferación de la falsa creencia del prejuicio a la salud, hasta que unos estudios en los años ochenta volvieron a ponerlo en su sitio, es el aceite más saludable para el ser humano.

Valor nutricional

El consumo de aceite de oliva crudo es parte fundamental de la dieta mediterránea por el aporte de ácidos grasos monoinsaturados, en forma de acido oleico, que compone el 75% del total.

El consumo debe ser moderado debido a la alta cantidad de calorías que aportan los lípidos, 9 kcal por gramo. Cada 100 gramos de aceite se aportan 885 kcal. al cuerpo. Su control es mas importante cuando se padece obesidad.

El consumo es mejor en crudo, como parte de los aliños, debido a que el tratamiento térmico por encima de los 160-180ºC transforma el aceite y comienza a formarse sustancias insalubres con potencial cancerígeno.

Además contiene dos sustancias con un potencial antioxidante enorme el hidroxitirosol y oleocantal presentes de manera natural.

Del hidroxitirosol destacar que tiene un potencial antioxidante 10 veces superior al del té verde y del oleocantal decir que tiene actividad antiinflamatoria añadida.

Beneficios del aceite de oliva

– Previene la enfermedad cardiovascular y la arterioesclerosis. Rebaja el colesterol total y el malo LDL

– Previene las ulceras gastrointestinales y ayuda junto al Omeprazol en la curación de las mismas. Forma una película protectora gracias a las vitaminas liposolubles A y E.

– Retrasa la oxidación de la membrana de las células. Por su alta cantidad de vitamina A en forma de carotenos y vitamina E en forma de tocoferol y de hidroxitirosol y oleocantal, eliminando los radicales libres que favorecen la oxidación celular. Esto se traduce en menor riesgo de enfermedad cardiovascular, mayor esperanza de vida y calidad de la misma, prevención de la aparición del cáncer y del estrés oxidativo del ejercicio.

– Ayuda a la fertilidad del ser humano. Por el contenido en vitamina E. En ensayos con ratones a los que se les retira la vitamina E, se observa que el macho tiende a volverse estéril y que en la hembra se produce una reabsorción del feto.

– Es aconsejado en dermoestética por su acción directa en el cuidado de la piel. Además, muchas cremas lo tienen como base. Es bueno contra quemaduras.

– Otros estudios indican valores añadidos contra la osteoporosis y afecciones dentales porque ayuda a fijar el calcio, propiedades antiinflamatorias similares al del ibuprofeno gracias al oleocantal, estabiliza la tensión arterial y es probable que regularice la concentración de glucosa en sangre.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 19 de junio de 2018

NUTRICIÓN: Las bondades del aceite de oliva.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…