Tómate un tomate

Se acerca el verano y con él las ensaladas vuelven para quedarse a lo largo de toda la estación.

Uno de los protagonistas de tan saludable y colorido plato de la gastronomía internacional es el tomate.

Que decir tiene que es uno de los vegetales más consumidos en España, lo tomamos crudo, triturado, en forma de salsa, ketchup, mermeladas, zumos y gazpacho… y es que su sabor característico, y ligeramente dulzón, gusta mucho a pequeños y mayores de la casa.

España está entre los 10 países más productores, con un noveno puesto en el ranking, encabezado holgadamente por China.

Valor nutricional

El tomate es agua en su gran mayoría (95%), por lo que aporta unas 15 kcal por cada 100g.

El macronutriente principal es el hidrato de carbono y supone un 4%, mayoritariamente azúcar, lo que copa 2/3 de ese porcentaje.

Tiene algo de fibra en su composición, pero no lo suficiente como para considerarse “fuente de”, solo supone un 1,5% del total.

Si analizamos minuciosamente su composición, encontramos micronutrientes: vitaminas, minerales y fitonutrientes antioxidantes, destacando el licopeno, sustancia característica del tomate.

Destacan la vitamina C y A, de hecho se considera la fuente de vitamina C principal durante las épocas de calor.

Es un alimento antioxidante. El compuesto principal que le confiere esta característica es el licopeno, con potencial para combatir los radicales libres y prevenir el envejecimiento, la enfermedad cardiovascular y el cáncer, induciendo un correcto ciclo de regeneración celular, produciendo incluso una regresión de ciertas lesiones cancerosas.

Cuanto más maduro, más licopeno se concentra en el tomate. Cantidad también sujeta a tipo de variedad, suelo, clima e invernadero vs aire libre, ya que los de invernadero son generalmente  más pobres en licopeno.

La ingeniería genética ha conseguido crear tomates con contenidos elevadísimo de licopeno tras modificar los genes que expresan la enzima fitoenosintasa, produciendo una sobre-expresión.

Se ha demostrado que el licopeno reduce los niveles de colesterol LDL, causante de la ateroesclerosis que tapona las arterias y venas.

Un estudio de la universidad de Harvard concluyo que la inclusión de 10 raciones de tomate o subproductos de este a la semana, redujo la posibilidad de la aparición de cáncer de próstata en un 45%. Para este estudio se registraron datos de 48.000 sujetos.

Formas de consumo

El consumo del alimento en crudo es lo más recomendable, conserva las vitaminas y los compuestos antioxidantes en mayor medida.

Si lo tomamos en forma de salsa para aderezar nuestros platos de pasta y arroz, es mejor comprar o elaborar, de manera casera, tomate triturado que tomate frito. Lo primero porque la adición de grasa eleva las calorías y lo segundo, se produce una degradación de nutrientes debido al tratamiento térmico.

El zumo de tomate y especialmente el gazpacho son una manera de consumir tomate en forma líquida y refrescante. Ideal para regular nuestra temperatura en época de intenso calor.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 15 de mayo de 2018

NUTRICIÓN: El tomate.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 27 de abril de 2021

NUTRICIÓN: Tómate un tomate.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando...