Azúcar: el dulce exceso

 

El consumo excesivo de azúcar y alimentos azucarados deteriora nuestro organismo: caries, deterioro de encías, degradación de vitaminas, diabetes, obesidad, sobreesfuerzo de órganos, problemas gastrointestinales, deshidratación…

El azúcar y los productos muy azucarados no son necesarios en nuestra dieta, podemos omitirlos, solo aportan energía. En el ámbito de la nutrición y la dietética decimos que estos productos aportan “calorías vacías”, ya que, por lo general, no tienen ningún nutriente necesario para nuestro cuerpo.

La dieta mediterránea contempla su ingesta moderada, entre un 10-15% de las calorías totales. En una dieta de 2000 kcal esto supone el consumo de dos latas de refresco azucarado, una lata de coca-cola contiene 35g de azúcar, lo que supone 140kcal. 1 gramo de azúcar aporta 4 kcal.

El azúcar es adictivo, debido a un ciclo vicioso que se produce durante su metabolismo:

Las pequeñas moléculas de azúcar se vierten rápidamente en la sangre en forma de glucosa.  La llegada del azúcar se produce masivamente, como un torrente que estimula una fuerte rápida producción de insulina por el páncreas (pico de insulina).

La cantidad de insulina circulando por la sangre es entonces demasiado grande. Su nivel se hace muy alto. El azúcar es rápidamente almacenada y quemada, pero la acción de la insulina es demasiado eficaz y el nivel de azúcar en la sangre desciende por debajo del normal: es el estado de hipoglucemia reactiva

En este estado se producen los siguientes síntomas: fatiga, depresión, falta de concentración, sensación de mal descanso… Es el vulgarmente denominado “bajón”

En estado de hipoglucemia se busca azúcar o café, que tiene como efecto liberar el glucógeno del hígado y asestar un “latigazo” inmediato por la acción indirecta de la adrenalina y el derrame de azúcar en la sangre. Se crea así un círculo vicioso que produce la adicción. Si se desea, en poco menos de un mes podemos dejar de lado esta dependencia.

A continuación, comentaremos una serie de consejos que nos ayudará a disminuir su consumo:

Leer el etiquetado de alimentos para elegir aquellos que contienen nada o poca cantidad, hay que estar muy atentos al apartado en el que especifica hidratos de carbono y justo debajo pone “de los cuales azucares” es ahí donde hay que prestar especial atención, una cantidad tolerable es aquella que no supera el 15-20% de cantidad total de hidratos de carbono (ejemplo. HdC: 60g de los cuales azúcares: 10g)

Usar edulcorantes artificiales en sustitución del azúcar tiene su efecto positivo y su efecto negativo:

Por un lado, transfieren la sensación organoléptica del dulzor propio del azúcar (aunque en algunos casos dejan un pos gusto amargo y metálico) sin aportar apenas calorías a nuestro cuerpo, por lo que no se comete un exceso energético ni una formación de tejido graso por parte de nuestro cuerpo con la energía sobrante. Además de los efectos nocivos que presentamos al inicio de este artículo: caries, deterioro de encías, degradación de vitaminas, diabetes, obesidad, sobreesfuerzo de órganos, problemas gastrointestinales, deshidratación…

Pero por el otro lado, muchos estudios científicos demuestran que estos edulcorantes son sustancias carcinógenas (formadoras de cáncer) por lo que se alerta de que un consumo excesivo puede llegar a mutar nuestras células. La estadística no es muy alta, pero no es desdeñable. Los expertos estiman que los beneficios de tomarlos en sustitución del azúcar superan a los riesgos, pero es aquí donde cada individuo es libre de elegir.

Mi recomendación es no ingerir ni azúcares simples y refinados ni edulcorantes artificiales, nuestro cuerpo no los necesita. La evolución del cuerpo del ser humano se realizo a partir de la adaptación desde tiempos muy remotos al metabolismo de hidratos de carbono complejos, al almidón. La producción del azúcar refinado y los edulcorantes son muy recientes en comparación con el almidón. Es fácil entender que nuestro cuerpo no se haya adaptado aun al metabolismo de estas sustancias, está claro que estamos forzando a nuestro organismo con su ingesta.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 1 de noviembre de 2016

NUTRICIÓN: El exceso de azúcar.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 27 de octubre de 2020

NUTRICIÓN: El azúcar donde se esconde….

LUIS GARCÍA RIOJA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...