La piña

Introducción

La sanidad pública no se cansa de advertir la importancia de un correcto hábito alimentario, fomentando, entre otros apartados, el consumo de fruta entera mediante la iniciativa “5 raciones de frutas y verduras al día”.

Queremos sumarnos a esa labor divulgativa, por ello, os traemos una fruta muy valorada en gastronomía, la piña.

Es una fruta muy curiosa, ya que la parte carnosa de la planta “ananas comosus” es una influorescencia, nos comemos la flor… bueno, una “baya grande” que nace en ella.

Aplicaciones culinarias

La piña es usada en multitud de preparaciones culinarias, ya sea consumida directamente como postre dulce: fruta entera, a trocitos en yogures, envasada en su jugo, constituyendo una macedonia… como ingrediente en platos salados: ensaladas y pizzas (la famosa pizza hawaiana) o para la creación de cocteles espirituosos, el más famosos es la piña colada.

Sustancia especial

La piña contiene una sustancia que le confiere una serie de propiedades medicinales, la bromelina.

La bromelina, además de tener la característica culinaria de ablandar y deshacer las carnes, ayuda a metabolizar los alimentos (las carnes se ablandan y deshacen en nuestro estomago). Actúa como enzima para la mejor digestión de las proteínas, evitando pesadez y molestias en el aparato digestivo y favoreciendo un correcto transcurso hacia la absorción y aprovechamiento de los aminoácidos que las componen. Esto viene muy bien a aquellas personas que sufren dispepsia, trastorno que provoca una secreción insuficiente de enzimas digestivas y falta de motilidad gástrica.

Además, tiene un efecto diurético, que puede ser positivo en casos de retención de líquidos, regulando y renovando los compartimentos hídricos corporales.

No solo eso, la bromelina tiene efecto antiinflamatorio, hipolipemiante (reduce los lípidos en sangre) y antiagregante plaquetario (fluidifica la sangre, evita coágulos), por lo que viene muy bien a pacientes que sufren artritis reumatoide, gota, arterioesclerosis, bronquitis, asma…

Un estudio científico realizado en la India por expertos en bioquímica y biología molecular, público en 2010, que la bromelina de la piña induce la muerte de células del carcinoma mamario.

Valor nutricional

La piña aporta, aproximadamente, 50 kilocalorías por cada 100 gramos.

El 85% de su composición es agua.

Prácticamente, no contiene grasas ni proteínas.

Su contenido energético viene determinado por el azúcar simple que contiene, unos 10 gramos por cada 100 gramos de fruta.

La piña es una buena fuente de potasio, vitamina C y vitamina B1.

Contiene algo de fibra, pudiendo aumentar la sensación de saciedad.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 12 de septiembre de 2017

NUTRICIÓN: Propiedades de la piña.

LUIS GARCÍA RIOJA