El coco

El coco es una fruta tropical que proviene del cocotero, la palmera mas cultivada a nivel mundial.

Su nombre tiene una procedencia curiosa, fue acuñado por un grupo de exploradores portugueses entre finales del siglo XV y principios del XVI, época en la que el descubrimiento de América fascinaba a los países europeos, los cuales recibían nuevos productos, uno de ellos este. Pues bien… al verlo dichos exploradores, decidieron llamarlo coco, debido a que su superficie marrón y peluda con sus tres agujeros les recordaba una cara como la del fantasma de las historias sobre el “Coco” que se les cuenta en España y Portugal a los niños pequeños para asustarles.

Olor y frescor especiales

El coco es característicamente aromático, gusta mucho su olor para la elaboración de perfumes, geles y champús.

Si al agitar un coco no se escucha agua en su interior es que esta pasado de maduro o seco y la pulpa se vuelve rancia. El coco fresco dura 2 meses, después de abierto hay que consumirlo el mismo día ó guardarlo en un recipiente con  agua no más de 5 días.

Características nutricionales del coco

El agua de coco está de moda, podemos ver en los supermercados su venta en envases. Su alto aporte de potasio, 17% de la cantidad diaria recomendada por cada 100 ml, es buenísimo para la recuperación durante una dura sesión de ejercicio aeróbico además de que nos hidrata, puesto que el 94% de su composición es agua. Si tenemos en cuenta que se vende en envases de 330ml, el aporte de potasio diario se nos vería cubierto entorno a la mitad (56%). Como en la actividad deportiva se pierde agua y electrolitos por sudoración, esto los repondría.

La copra es el aceite que se obtiene del fruto del coco. Por saponificación e hidrogenación se obtiene manteca y aceite de coco, el cual contiene una cantidad altísima de grasa hidrogenada y saturada, muy perjudiciales para la salud por su efecto directo en el aumento del colesterol sanguíneo, formación de placa de ateroma que obstruye las arterias y la formación de tejido adiposo difícil de eliminar.

En navidad, es muy común verlos en la sobremesa adornando los productos navideños  recubiertos por azúcar (garrapiñada) o chocolate.

Valor nutricional

Esta información demuestra y rompe el falso mito de que todas las grasas vegetales son buenas… la grasa de palma también es otro ejemplo. Muchos productos alegan que tienen grasa vegetal en el frontal del envase, como si eso fuera bueno, que en caso de ser grasa insaturada lo es, pero en otros muchos no. El “secreto” está detrás, en los ingredientes y la valoración nutricional, donde vendrá reflejado por ley si es grasa de coco o de palma y qué cantidad del total de grasa representa la saturada.

Es el principal componente tras el agua, lo que la convierte en una de las frutas más calóricas, unas 350 kcal por cada 100 g.

Aplicación culinaria

El uso de la grasa de coco para cocinar se hizo popular en España en el publico más preocupado por la salud, debido a que al ser una grasa mas termoestable, aguanta condiciones de temperatura elevadas durante más tiempo de exposición a la fuente de calor, por lo que se generan menos compuestos perjudiciales para la salud como son el benzopireno y los aldehídos. Es un poco más estable que el aceite de oliva, pero bastante más que el aceite de girasol.

Este beneficio para la salud se contempla siempre que la técnica culinaria a usar sea la plancha, en cuyo caso la aplicación de grasa de coco es muy baja, solo para efecto antiadherente, afectando poco la composición del alimento a cocinar.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 2 de enero de 2018

NUTRICIÓN: El coco.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…