3 CLAVES EN NUTRICIÓN PARA ESTE VERANO

Ya ha empezado el verano.

Durante esta estación del año nuestra alimentación se modifica.

El ser humano se adapta relativamente rápido a los cambios del entorno en el que vive, pero durante los períodos de transición, el cuerpo responde distinto, notamos que el proceso nos supone un esfuerzo para responder correctamente a los nuevos estímulos ambientales.

Queremos hacer más llevadera la integración del verano en nuestra dieta con 3 puntos clave que no podemos olvidar.

Hidratación

El verano supone más tiempo de exposición solar y más calor, al igual que también tienden a aumentar las interacciones sociales.

Como mecanismo de termorregulación, el cuerpo, usa el agua interna (véase la sudoración) para garantizar que la temperatura se mantiene cercana a los 37°C y que todo funcione correctamente a nivel biológico.

Por esto, es muy importante que aumentamos la ingesta de agua y su frecuencia.

Las bebidas tipo refrescos y zumos nos hidratan pero tenemos que tener en cuenta que no sirven de cara a realizar una correcta hidratación, pues el aporte nutritivo en muy limitado o nulo y el exceso de azúcares aportan calorías vacías, ya que como fuente de energía son una opción peligrosa.

Una limonada casera fresquita con un poco de edulcorante puede favorecer la hidratación en grupos poblacionales que sienten inapetencia por el agua, como la edad avanzada, en cuyo caso los centros de la sed cerebrales, el hipotálamo, no envía estímulos correctamente.

Hay que beber sin tener sed, la sed ya es un síntoma de deshidratación, llegado el caso, debemos plantearnos que no lo estamos haciendo bien con la gestión de nuestra ingesta.

Ensaladas

Es un plato ligero, saciante, variado, completo a nivel nutricional y apetecible en la época veraniega.

Son las reinas del verano en lo que a preparaciones se refieren. Rápidas y sencillas, aunque este último adjetivo es matizable.

Compuestas de verduras y hortalizas en abundancia, acompañados de carne, pescado, marisco, huevo o queso y todo ello regado con un buen aceite de oliva, son un aporte muy completo de macro y micronutrientes.

Si añadimos un poco de arroz, pasta o pan, incluiremos la parte energética que nos mantendrá de sobra activos este verano.

Barbacoas

Las barbacoas parecen actividades sociales inocentes pero nuestra recomendación es limitar siempre su consumo.

En primer lugar, la técnica culinaria genera sustancias dañinas para nuestro organismo, tales como el benzopireno, de alto carácter oxidante y carcinogénico.

En segundo lugar, la ingesta de grasa saturada y colesterol se dispara debido a la compasión de los productos típicos de estas preparaciones. Teniendo esto en cuenta, podemos adaptar los productos en pos de una mejora nutricional.

Y por último, suele ser una ingesta por encima de la ración recomendada, abusamos de las cantidades por lo que el abuso puede ser muy dañino.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 23 de junio de 2020

NUTRICIÓN: 3 claves para este verano.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…