Stop dietas milagro, desescalada dietético-nutricional

La histórica situación que hemos vivido nos ha dejado huellas.

Algunas de esas huellas son imborrables, pues nos ha enseñado valores humanos, nos han modificado la manera de pensar y… por desgracia, también nos han dejado marcado el dolor de la pérdida.

En nuestro ámbito, la nutrición y la dietética, muchas personas han tenido tiempo para cambiar sus hábitos de vida hacia unos más saludables, algunas de esas personas han sido acompañadas por nosotros en ese proceso.

Por el contrario, otras muchas personas han caído en malos hábitos, pues la situación inusual que hemos vivido ha trastocado y desequilibrado sus vidas.

Aumento de peso indeseable

Si hacemos foco en los malos hábitos de alimentación que han proliferado durante el confinamiento, observamos que gran parte de esas personas sienten arrepentimiento y desean volver a su estado anterior o incluso mejorarlo, pues está etapa ha servido de acelerador de una dejadez que arrastraban tiempo atrás.

El nuevo estado en el que se encuentran es una huella de esta pandemia que desean borrar lo más rápido posible, lo que, sumado al desconocimiento en el plano dietético y la baja educación nutricional, desencadena la mala práctica de caer en dietas milagro, productos mágicos o regímenes extremos.

Cabe destacar el peligro para la salud que estas acciones y medidas pueden suponer para aquellas personas que las realizan.

Póngase en manos de dietistas-nutricionistas, el único personal sanitario adecuado en el control del peso corporal.

Claves para la desescalada dietético-nutricional

– Ya hemos adelantado la primera, ponerse en manos de un dietista-nutricionista. No existe mejor método que este, con él no necesitas nada más que seguir con atención todas las pautas, dietas y menús que confeccione de manera personalizada.

10 Claves

– 5 tomas al día (al menos): Realizar un correcto desayuno, almuerzo a media mañana, comida, merienda y cena.

– Comer en intervalos de 3h. Espaciar las tomas aproximadamente 3h. Evitamos el hambre, picar entre horas y regulamos nuestro metabolismo para que este siempre activo.

– Desayuno completo significa lácteo, fruta y cereal, pan incluido como opción pues esta realizado con al menos un cereal.

– Comida y cena siempre deben de contener una fuente de carbohidratos (Pan, pasta, arroz, patata…), proteínas (carne, pescado, huevos…), grasas saludables (aceite de oliva en crudo, frutos secos en baja cantidad, aguacate…) y vitaminas y minerales (verduras y frutas).

– Disminuir el aporte de hidratos de carbono y de grasas ligeramente en la cena en comparación con la comida.

– Beber agua regularmente, sacia y satisface nuestra necesidades biológicas, sin agua el cuerpo no funciona. Beber al menos 2,5 L.

– Elige alimentos integrales y aumenta la ingesta de verduras y hortalizas. Aumentará el aporte de fibra. La fibra en sinergia con el agua nos aporta sensación de plenitud, disminuye el apetito, las cantidades ingeridas bajan. La fibra se hincha con el agua y ocupa volumen.

– Evita el azúcar y la grasa saturada. Tienen muchísimas calorías que no aportan nutrientes o en caso de aportarlos, generan un balance negativo en nuestra salud.

– Atentos al etiquetado de los productos alimenticios. Puede parecer que un alimento es adecuado por fuera pero contener en su composición elevadas cantidades de azúcares, por ejemplo.

– Comer en plato pequeño es una ayuda psicológica importante, nuestros ojos envían al cerebro el mensaje de habernos terminado el plato, que se acabó la comida.

PODCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del martes 9 de junio de 2020

NUTRICIÓN: Perder kilos de forma saludable.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…