Trucos y consejos para comer menos

Estamos en la operación bikini. Muchos de vosotros nos habéis preguntado qué podéis hacer para perder esos kilos de más que os acomplejan.

Haciendo caso a vuestras demandas, vamos a dedicar el tema de hoy a ofreceros consejos y trucos, por así decirlo, para comer menos, disminuir nuestra ingesta calórica y aumentar nuestro gasto energético.

Si juntamos estas premisas, inclinaremos la balanza al lado correcto.

Tenemos que poner en dicha balanza las calorías consumidas a un lado y en el contrario las calorías gastadas. Se ha de conseguir que la balanza caiga del lado del gasto, lo que se traduce en pérdida de peso. Esta situación se ha de prolongar en el tiempo para hacer efectivos nuestros esfuerzos.

Esta es la manera simple de entender el funcionamiento de nuestro cuerpo, abordarlo de esta forma, sin ahondar en complejas rutas metabólicas y procesos bioquímicos, es suficiente para empezar a perder peso que nos sobra… sin olvidar que así llegamos al entendimiento de mucha más gente.

Vamos a ello, sin más dilación, estos son los consejos y trucos de cara al verano:

-Empecemos por el principio, la organización de las tomas: tenemos que mentalizarnos de que comer más veces es bueno, hacemos trabajar a nuestro cuerpo y quemamos calorías. Nuestro organismo no trabaja gratis. Se ha de realizar al menos 5 tomas con un espacio de aproximadamente 3 horas entre ellas, como un bebé.

-Cada alimento a su debido tiempo, los hidratos de carbono es recomendable controlarlos, no abusar de ellos. Deben hacer acto de presencia en la primera mitad del día, aligerando su contenido por la tarde.

-Acostumbra a comer grandes cantidades de verdura en comida y cena: aportan vitaminas, minerales y fibra. Los dos primeros grupos nos mantienen sanos y en correcto funcionamiento. La fibra hace lo propio con nuestra movilidad intestinal y nos sacian.

– Que mejor manera de aliñar nuestras verduras que con aceite de oliva saludable: un dosificador en spray nos permitirá crear una película fina y homogénea de aliño sin aumentar las calorías por el exceso de pasarnos a chorro. Él aceite, aunque saludable, aporta cerca de 9 kilocalorías por gramos, de lo mas calórico que existe…

– No os olvidéis del segundo plato: carne blanca y pescado, alternando blanco con azul, son necesarios para que nuestra estructura muscular, la que gasta calorías, se mantenga en la medida de lo posible. Evitar la carne grasa y el exceso de carne roja, negativa para nuestra salud cardiovascular. Las proteínas son el nutriente que más energía obliga al cuerpo a usar para digerirlo, absorberlo y metabolizarlo (termogénesis).

– Rehúsa de salsas, adopta a las especias: convierte tus carnes y tus pescados en alimentos sabrosos y con sabores diferentes cada día jugando con las especias, son acalóricas. Las salsas son altas en calorías vacías, grasas saturadas y azúcar.

Usa plato pequeño, ni grande ni de postre: es un buen truco para ir reducción las cantidades. Poco a poco iremos reduciendo el tamaño de nuestro estómago, tal vez pasemos hambre al principio, lo mitigaremos con verdura y agua… el estómago es un músculo, si lo hacemos trabajar e introducimos mucha masa crece, hay que hacerlo menguar.

Come a ritmo lento y masticando correctamente: Si comemos de manera ansiosa, rápida e impulsiva, promovemos el exceso. Aliméntate de manera consciente, pausada y tranquila. Dale tiempo al estomago de decirle a tu cerebro que te estás saciando. La ansiedad promueve la ingesta compulsiva, a muchos usuarios les da por la comida cuando la sienten, esto produce una retroalimentación negativa, comer con ansiedad produce más ansiedad, no conseguir perder peso ni cumplir nuestros objetivos crea más aun, un “círculo vicioso”.

Bebe agua en abundancia durante las comidas: No solo necesitamos al menos 2 litros y medio de agua (10-12 vasos de agua) para mantenernos bien hidratados, sino que nos ayudara a regular el ritmo de la ingesta y ocupa hueco en el estomago.

– Para finalizar, no hace falta decir que debemos restringir enormemente los alimentos de consumo ocasional en nuestra dieta: la bollería industrial, las bebidas azucaradas y el alcohol, son claros ejemplos de alimentos de consumo muy esporádico.

Acompaña estos consejos con actividad deportiva moderada y descansa, con un sueño reparador, al menos 7 horas, todo esto, cada día de tu vida.

PÓDCAST: Aragón Radio

PROGRAMA: “Escúchate” del marte 14 de mayo de 2019

NUTRICIÓN: Operación bikini con buena alimentación.

LUIS GARCÍA RIOJA

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…